Uniones de hecho

Si no quiere casarse, pero está buscando la forma de conseguir cierto vínculo jurídico con su pareja, consulte con nuestro despacho de abogados en Huelva. Nuestros profesionales le asesorarán acerca de cómo solicitar la formación de la pareja de hecho, y le explicarán paso a paso todas y cada una de las consecuencias. En este post, encontrará la información básica que debe saber antes de empezar.

Desde el punto de vista jurídico, al no contraer matrimonio no se tienen una serie de obligaciones, pero sí se tienen derechos. El ordenamiento jurídico sí reconoce en algunos casos efectos jurídicos a las relaciones estables, como por ejemplo el derecho a la pensión compensatoria en caso de disolución, contraer matrimonio, etc.

La Ley concede ciertos derechos a las uniones de hecho, así como la jurisprudencia, pero en ningún caso cabe la equiparación con el matrimonio. Los caracteres de las parejas de hecho, según una Sentencia del Tribunal Supremo (12 septiembre 2005), son los siguientes:

  • Relación de hecho. Registro público u otorgamiento de escritura pública.
  • Convivencia estable, permanente y continua.
  • Relación de afectividad equivalente a la conyugal.
  • Relación bilateral, con independencia del sexo.
  • Con publicidad o notoriedad de la convivencia.
  • Caracterizadas por su libre disolubilidad.

De esta manera, las formalidades exigidas son una serie de medidas administrativas: que se plasme esa convivencia en una escritura pública o llevar convivencia marital de mínimo dos años, así como la inscripción en el Registro de la comunidad y, en su caso, anotarlo en el Registro Civil.

Las causas de extinción de las parejas de hecho pueden ser: el fallecimiento, el común acuerdo, la decisión unilateral, que alguno de los miembros contraiga matrimonio, y la separación de hecho de más de un año.

Si desea formalizar su situación, consulte con nuestros abogados. Ellos se encargarán de poner en marcha y hacer el seguimiento del procedimiento.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE